OBTENCIÓN Y UTILIZACIÓN DE DATOS GENÉTICOS EN LA CONTRATACIÓN DE SEGUROS. LA DIFÍCIL CONCRECIÓN DE LA PROHIBICIÓN DE DISCRIMINACIÓN

  • Pilar Nicolás

Resumo

La posibilidad de detectar mutaciones genéticas con incidencia en la aparición de enfermedades es ya una realidad en muchos sistemas sanitarios, en los que se está experimentando una transformación desde la clásica medicina paliativa hacia una nueva medicina preventiva e individualizada, basada en la clasificación de individuos en función de su “riesgo genético”.El análisis genético es la herramienta clave en esta transformación, ya que permite determinar, cada vez con más precisión, rapidez y de manera más asequible, la presencia de factores de riesgo o incluso la futura aparición de una enfermedad.Se avanza así hacia el diagnóstico, el tratamiento y la terapia “a la carta”, diferente según el paciente o el grupo de pacientes. La genética es la ciencia que estudia estas particularidades y diferencias, de hecho, se le ha llegado a llamar la "ciencia de la desigualdad".

Pero, al mismo tiempo, el análisis genético puede ser un instrumento muy útil en otros ámbitos donde interese también la valoración del riesgo, como el de la contratación de seguros.

No existen publicaciones que constaten que en estos años se haya generado una situación de discriminación efectiva por razones genéticas en el ámbito de los seguros (se ha afirmado que los supuestos conocidos son anecdóticos)pero los avances en técnicas genéticas y su creciente disponibilidad, y de nuevas herramientas para el tratamiento masivo de información, hace que se mantenga abierta la reflexión y que subsista la preocupación. De hecho, en el año 2016 el Consejo de Europa publicó una Recomendación sobre el tratamiento de datos de salud con fines de seguros, incluyendo los que se obtengan de análisis genéticos.


 

 

Se avanza así hacia el diagnóstico, el tratamiento y la terapia “a la carta”, diferente según el paciente o el grupo de pacientes. La genética es la ciencia que estudia estas particularidades y diferencias, de hecho, se le ha llegado a llamar la "ciencia de la desigualdad".

Pero, al mismo tiempo, el análisis genético puede ser un instrumento muy útil en otros ámbitos donde interese también la valoración del riesgo, como el de la contratación de seguros.

No existen publicaciones que constaten que en estos años se haya generado una situación de discriminación efectiva por razones genéticas en el ámbito de los seguros (se ha afirmado que los supuestos conocidos son anecdóticos)[1] pero los avances en técnicas genéticas y su creciente disponibilidad[2], y de nuevas herramientas para el tratamiento masivo de información, hace que se mantenga abierta la reflexión y que subsista la preocupación[3]. De hecho, en el año 2016 el Consejo de Europa publicó una Recomendación sobre el tratamiento de datos de salud con fines de seguros, incluyendo los que se obtengan de análisis genéticos.


[1] William Nowlan, W., “A Rational View of Insurance and Genetic Discrimination”, Science, 2002,Vol. 297, p. 195.

 

[2] En particular, a través de análisis directos al consumidor, como advierte Rothstein, M., “Time to End the Use of Genetic Test Results in Life Insurance Underwriting”, Journal of Law, Medicine & Ethics,  46(3), 2018, p. 795.

 

[3] American Medical Association, Genetic discrimination, 2013, p. 1.

Publicado
06-12-2019
Seção
Direito e Democracia na sociedade contemporânea